Hidrodestilación y Prensado en Frío

Hidrodestilación

 Este procedimiento es realizado mediante la utilización de un dispositivo de laboratorio denominado equipo de Clevenger. Este sistema permite integrar todas las etapas del proceso de destilación, incluyendo la vaporización, la condensación y la decantación. A continuación se encuentra una ilustración del equipo de Clevenger.

 

Para efectuar el proceso de extracción de aceites esenciales con este elemento se requiere que el material vegetal del cual se extraerá el aceite sea cortado en trozos, luego se debe introducir en el recipiente o matraz de vidrio contenedor. A continuación se le añade agua al mismo recipiente, es importante que la cantidad de agua añadida sea abundante, puesto que en el momento de calentar el recipiente con fuego, el material vegetal podría llegar a carbonizarse y esto ocasionaría un cambio en las propiedades del aceite esencial, haciendo que este adquiera un olor desagradable.

El recipiente con el agua y el componente vegetal se calientan usando un mechero, con el fin de que el aceite en el interior de las glándulas del vegetal alcance su punto de ebullición al igual que el agua y ambos se evaporen. Luego los gases viajarán a través de los conductos del equipo Clevenger hasta llegar al condensador, en donde son regresados a su fase líquida. Finalmente se abre la válvula de decantación con el fin de que el agua sea extraída del aparato y quede únicamente el aceite esencial, que posteriormente será retirado.

Prensado en frío

El método de prensado en frío para la extracción de aceites esenciales es convencionalmente utilizado para los casos de componentes orgánicos cítricos, como lo son: el limón, la naranja, la mandarina, entre otros. El aceite esencial está contenido en el pericarpio del cítrico, este es la piel que rodea a la semilla. Por lo cual, en el momento de realizar el prensado se utilizan únicamente semillas.

Para el procedimiento se requiere de una prensa que permita medir y controlar la temperatura. Las semillas son ubicadas en la prensa y esta se activa para aplicar presión sobre el producto. Al aumentar la presión sobre las semillas, se incrementa también la temperatura; para este procedimiento se requiere que esta no sobrepase los 45°C, es por esto que se denomina prensado en frío.

Dependiendo del tipo de semilla que se procese el incremento de temperatura debido a la presión será diferente, por esto se debe realizar una supervisión constante de la temperatura durante el prensado, para que no se sobrepase la temperatura límite.

En el momento en que se realiza el prensado, el aceite esencial contenido en el pericarpio de las semillas es liberado, se requiere entonces aplicar una operación para recolectarlo. Recordemos que los aceites esenciales son por lo general sustancias volátiles, lo que quiere decir que cuando son expuestos al aire libre tienden a evaporarse con facilidad, por lo cual es necesario recolectarlos a la menor brevedad posible y almacenarlos en un recipiente hermético.

Para la extracción de aceites a pequeña escala, o nivel de laboratorio se puede utilizar un trapo de tela, una esponja o cualquier material absorbente para recolectar el aceite extraído por la prensa, luego se debe exprimir y verter el aceite en un recipiente.

El inconveniente que presenta este método de extracción es que la cantidad de aceite recolectado depende necesariamente de la presión que se aplique a las semillas. En el caso de aplicar mucha presión la temperatura puede aumentar a más de 45°C haciendo que el aceite disminuya su calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *