Desinfectante en Gel

Gel Antibacterial

Ingredientes:

-Seis cucharadas de alcohol etílico (etanol al 72%) o 90 mililitros aproximadamente.

-Tres cuartos de cucharadita de carbopol

-Un cuarto de cucharadita de glicerina pura

-Un cuarto de de cucharadita de trietanolamina

El carbopol es un carbómero que sirve para dar esa consistencia espesa al gel, para que sea gelatinoso, sin embargo esta solución es demasiado ácida por lo que es necesario el uso de un alcalinizante, aqui es donde entra en acción la TEA (trietanolamina o trietil amina, que logra neutralizar el preparado.

Estos ingredientes se consiguen en cualquier farmacia.

Instrumentos:

-Un tazón de vidrio con capacidad de un litro

-Un colador de malla fina

-Una flanera o recipiente chico de vidrio

-Un agitador de globo

-Un envase de plástico con tapa de botón a presión con capacidad de 100 mililitros

El procedimiento:

-Coloque el colador de malla fina sobre una flanera o recipiente chico de vidrio, vierta el carbopol sobre el colador y deshaga los grumos con ayuda de una cucharita, a fin de pulverizarlo completamente.

-Vierta el alcohol en el tazón y agite con el globo fuertemente mientras agrega poco a poco el carbopol. Agregue la glicerina mientras agita suavemente con el globo.

-Cuando se haya disuelto por completo el carbopol y no se aprecien grumos, agregue la trietanolamina, mientras agita suavemente. En ese momento se formará el gel. Vierta el alcohol en gel en la botella de plástico y tape firmemente.

Para usar el gel antibacterial se deben lavar las manos utilizando agua y jabón líquido, frotándolas por lo menos durante 20 segundos. Enseguida enjuagar, secar y aplicarlo. Utilizado de esta manera dará la mejor protección frente a bacterias, mohos y virus.

Si se usa en la calle y no es posible lavarse las manos, aplicar sobre una palma y luego frotar las manos, cubriendo principalmente ambas palmas y yemas de los dedos. Dejar que se seque sin agitar las manos.

Para la conservación del gel antibacterial, la se recomienda mantenerlo en un lugar fresco y seco, para evitar la evaporación del alcohol, que es el ingrediente germicida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *